NUESTRA FILOSOFÍA

Desde 2011 y tras varios años de experiencia en el sector decidimos crear una autoescuela original. Fitipaldi nace de la idea de querer marcar la diferencia y a la vez ser un lugar agradable que invite a tener una buena experiencia sacándote el carnet de conducir. La primera Fitipaldi en salir a la luz fué la autoescuela de San Bernardo,  así nombrada por los medios de comunicación, en la que fusionamos el gusto tecnológico y estético. Su denominación es un guiño al famoso dicho “no seas Fitipaldi” que a pocos deja indiferentes, acostumbrados a autoescuelas con nombres mucho más comunes.

 

No sirve de nada apostar por una idea original y atractiva sin el equipo que la conduce. Hoy podemos decir que Fitipaldi se ha expandido gracias al equipo que lo envuelve, y cuida. El conjunto de nuestros profesionales y alumnos conforman el cuerpo, alma y corazón de Fitipaldi. Gracias por hacer que brillemos tanto hoy y hasta dentro de mucho tiempo. ¡PONTE RUEDAS FITIPALDI!

NuestrasMetas

Queremos que alumnos principiantes o experimentados sientan que esta es su autoescuela y que aparte de aprender, vean en nosotros al equipo de profesionales y profesores dispuestos a hacer que consigan con éxito su objetivo.

Estamos por y para tí.